Reloj de Bolsillo con Sonería a Cuartos y Cronómetro en Oro Macizo 1896.Funcionando.

 



 

Entidad adherida a Confianza Online

www.AntiguedadesTecnicas.com
Es una Web adherida al programa de
Confianza Online

 

    Reloj de Bolsillo en Oro, 1896.    
     
Reloj de Bolsillo con Sonería a Cuartos y Cronómetro en Oro Macizo 1896.Funcionando.

Ref: BO-J-526


Magnífico Reloj de Sonería a Cuartos y Cronógrafo en Oro Macizo de 14 kts, fabricado en 1896. Con sonería de horas y cuartos. Consta de una preciosa caja lisa en oro amarillo de 14 kts de doble tapa y guardapolvos de la maquinaria. La esfera lacada en blanco presenta numeración arábiga y escala cronográfica circular. Tiene unas decorativas agujas caladas de bella factura tipo Luis XIV y segundera muy fina al centro. Adjunta una pequeña esfera segundera circular a las seis también con numeración arábiga. La esfera está en muy buen estado, sin pelos y con los números nítidos. La corona se sitúa a las 3. Consta de tapa delantera que protege la esfera y doble tapa trasera que protege la maquinaria, que permiten su apertura mediante la presión en unos resortes laterales. La tapa trasera esconde la inscripción de la medallas que tiene la casa de este reloj: "Medailles d´or. París 1889, París 1890 y Geneve, 1896 " además de la indicación de su funcionamiento: "Heures Repetition Quarts. Chronographe.". En el interior de la tapa interior aparece grabada la calidad del oro: 14 kts, las marcas del oro y el número de serie: 118111. Mediante la apertura de una segunda tapa, queda al descubierto la magnífica maquinaria de rubíes. Tiene sonería de horas y cuartos, y se encuentra en perfecto estado de funcionamiento. Este fantástico reloj está realizado en oro macizo, podemos encontrar el sello que atestigua su valor en las tres tapas. Funciona perfectamente y está listo para ser usado desde el primer día.

 

Magnífico reloj perfecto para un verdadero coleccionista.
Peso: 110 gr. Medidas: 59 mm (diámetro).

La invención del mecanismo de muelle en el año 1500 dio origen a los relojes portátiles que se llevaban en los primeros años colgados de un cordón. Estos primeros relojes eran considerados verdaderas piezas de joyería, utilizados como simple adorno, ya que en la mayoría de los casos no daban bien la hora. En 1670 aparece la manecilla del minutero, así como las divisiones para los minutos en las esferas, y se puede ver la hora con claridad, siendo ya un aparato mucho más funcional. Finalmente el escape de áncora acabó sustituyendo a los otros escapes de reloj, y fue usado en prácticamente todos los relojes mecánicos. Desde mediados del siglo XIX se llevaban a cabo exposiciones de "objetos locales", pero poco a poco se fueron convirtiendo en Exposiciones Universales donde se presentaban los avances tecnológicos del momento. Era básicamente una exhibición del poder industrial, comercial y creativo de los países participantes, así como un instrumento de proyección política y de imagen de la nación organizadora. En ellas se presentaban los aparatos más innovadores de todas las índoles, dignos de ser presentados a una sociedad en esos momentos ardua de avances tecnológicos. Se desarrollaron importantes Exposiciones en ciudades como París, Londres o Génova como escaparate de los más variados artilugios, algunos de los cuales como este reloj eran premiados con medallas que atestiguaban su valor e innovación.


Precio : VENDIDO
¡Enviamos a todo el Mundo! ¡Envíos a España GRATIS!


Entidad adherida a Confianza Online