Magnífico Reloj de Sobremesa en Bronce Bicolor, Patinado y Dorado al Mercurio, ca. 1830. Funcionando

 



 

Entidad adherida a Confianza Online

www.AntiguedadesTecnicas.com
Es una Web adherida al programa de
Confianza Online

 

    Reloj de Sobremesa 1830    
     
Magnífico Reloj de Sobremesa en Bronce Bicolor, Patinado y Dorado al Mercurio, ca. 1830. Funcionando

Ref: RS-J-442


Magnífico Reloj de Sobremesa en Bronce Bicolor, Patinado y Dorado al Mercurio fabricado cerca de 1830. Preciosa caja de contorno ondulante, en claro contraste con la incrustación de placas en bronce dorado al mercurio con una elaborada decoración de bella factura. Se asienta sobre cuatro decorativas patas con roleos cóncavos que continúan por las aristas de la caja. En todo el contorno de la caja se distribuyen decorativos paneles vegetales de uvas, roleos y hojas. Además querubines que simbolizan el dibujo y la música aparecen situados en los laterales, marcando sin duda la gran calidad estética de esta fantástica pieza. En la parte central encontramos un escudo con un dragón rojo de alas desplegadas y guirlandas, muy decorativo. En el centro de la cresta de contorno vegetal en bronce dorado aparece la cara de una belleza femenina que simboliza el arte y unifica de manera armoniosa toda la decoración. Este tipo de decoración sin duda dota de una increíble majestuosidad a esta fantástica pieza. La sencilla esfera oval plateada aparece grabada con números romanos en color negro y agujas caladas en azul cobalto. La esfera está en perfectas condiciones, como nueva, y con los números completamente nítidos. Adjunta cristal convexo protector delantero que se quita mediante rotación, y se encuentra en perfecto estado. La maquinaria de París de 8 días. Sonería de horas y medias. Maquinaria grabada en la parte trasera: PONS y el número de serie de la pieza: 2304. Este increíble reloj se encuentra en perfecto estado, tanto estético como funcional, perfecto para usar desde el primer día.

 

¡Verdadera pieza de museo!
Medidas: 32 x 21 x 10 cm

 

Los primeros relojes, hechos con pesas, eran necesariamente colgados en la pared. Con la invención del mecanismo de muelle en el siglo XVII fue posible descolgarlos y trasladarlos de sitio. Estos primeros relojes no aparecieron en Francia hasta 1750, y hubo que esperar una década para que se consolidasen en Inglaterra. Eran comúnmente llamados "relojes de chimenea" por el lugar donde se colocaban en la casa, alrededor de la cual se reunía toda la familia.

El fabricante de péndulos Honoré PONS, nace en Grenoble y llega a París como fabricante de péndulos de calidad. El prefecto de Seine-lnferieure decidió trasladarlo a San Nicolás de Aliermont, donde durante un siglo se encargó de la fabricación de relojes de mano. Pons se establece en San Nicolás en 1807 y reorganiza la división del trabajo con las máquinas de su invención. Poco a poco consigue que su nombre sea una marca de éxito y sus relojes conocidos fuera de Francia. Los diferentes modelos de la marca fueron depositados en 1806 en el Conservatorio de Arte y Oficios de París. Pons inventó todo tipo de mecanismos y sistemas para relojes, y expuso su modelos en las exposiciones que había en Rouen en 1809. Recibió una medalla de plata en 1819 y 1823 además de una moneda de Oro en 1827, 1839 y 1844, lo que afianzaba su éxito de manera clara.


Precio : VENDIDO
¡Enviamos a todo el Mundo! ¡Envíos a España GRATIS!


Entidad adherida a Confianza Online