Preciosa Escultura de Hierro Patinado de Joan Ripollés. Firmada. Pieza Única

 

 

    Escultura de Joan Ripollés    
     

Preciosa Escultura de Hierro Patinado de Joan Ripollés. Firmada. Pieza Única


Referencia: AT-E-151



Preciosa escultura de hierro patinado de Joan Ripollés firmada, pieza única con certificado de autenticidad perfecta para coleccionistas. Se trata de una obra característica del estilo único del artista valenciano, que refleja a la perfección su interpretación del cubismo, la figura humana y la tradición. La escultura representa a una persona esquemática, con una gran cabeza que se sustenta sobre dos largas piernas. La figura está inclinada sobre una base y tiene una de las piernas doblada, en actitud de correr, caminar o bailar; de la base de la cabeza salen dos brazos que sostienen en alto una pequeña guitarra. La cabeza tiene tres caras, una delantera, una trasera y un perfil, con tres puntos de vista distintos que relacionan el estilo de la obra con la escuela cubista. Los tres rostros tienen expresiones sonrientes y relajadas; en total, la escultura es una auténtica alegoría a la alegría de vivir. La superficie pulida y matizada del hierro patinado añade interés visual a la obra, creando una pieza artística de primer orden e indiscutible calidad.

Esta preciosa escultura de hierro patinado de Joan Ripollés hará las delicias del coleccionista más avezado, pero también de todos los amantes del arte actual.

Medidas: Ancho: 27 cm. Altura: 66 cm.

Juan García Ripollés – Biografía


Juan García Ripollés, también conocido como Ripo o Beato Ripo, es un artista español nacido en Alzira (Valencia) en 1932. La obra de Ripollés abarca la pintura, el grabado y la escultura. Ripollés vivió una infancia dura y tuvo que trabajar como chatarrero y pintor industrial, pero su pasión por la pintura hizo que entre los 12 y los 20 años asistiera a clases nocturnas en la Escuela de Artes y Oficios de Castellón, ciudad en la que pasó su infancia y su adolescencia. En 1954 emigró a París, y una vez allí se esforzó por lograr su máximo deseo: ser pintor. Cuatro años después de su llegada inauguró una exposición en la famosa galería de arte Drouand David, donde anteriormente habían expuesto artistas de la talla de Picasso o Chagall. En los 60 regresa a España, y durante los siguientes años reside y trabaja en distintos lugares: Sevilla, Córdoba, Chipiona y Cercedilla (Madrid). Durante un tiempo se traslada a Holanda, y ya en el año 2010 regresa a Castellón de la Plana: desde entonces, tiene allí su residencia y su taller. Juan García Ripollés ha sido galardonado con la Insignia de Oro de Alzira y con el Premio de las Artes de Valencia. Sus obras se reparten por todo el mundo, figurando en galerías, colecciones particulares, museos y espacios urbanos.


Precio : 3600 €
¡Enviamos a todo el Mundo! ¡Envíos a España GRATIS!