Antiguo Cofre o Joyero de Porcelana Viejo París. Francia, S. XIX

 

 

    Cofre de Porcelana Viejo París, S. XIX    
     

Antiguo Cofre o Joyero de Porcelana Viejo París. Francia, S. XIX


Referencia: OT-E-144



Antiguo cofre o joyero de porcelana Viejo París fabricado en Francia en el siglo XIX, bien conservado y de enorme belleza. El cofre, que también puede utilizarse como bombonera, muestra una fantástica decoración pintada a mano en elegantes y sutiles colores, que aumenta el atractivo de la delicada composición. El dorado de las ramas que adornan el cofre está ligeramente desgastado; en el extremo de una de ellas hay asimismo una diminuta falta, apenas apreciable. Estos detalles, sin embargo, apenas afectan a la estética de la pieza, que despliega una belleza fuera de lo común. La tapa es especialmente destacable, adornada con una preciosa estatuilla que representa a una joven y elegante madre leyendo un libro con su hijo, un niño desnudo sentado en su regazo. Las figuras son proporcionadas y sus posturas aparecen naturales, creando una dinámica composición en diagonal llena de encanto y movimiento. La ropa de la mujer está pintada con enorme delicadeza, creando estampados de distintos tipos realizados con todo detalle. La gama de colores es suave y bien coordinada, y crea un magnífico conjunto con el cofre blanco y los detalles en oro.

Este antiguo cofre o joyero de porcelana Viejo París es un artículo exclusivo, lleno de sutileza y digno de la decoración más elegante.

Medidas: Ancho: 29 cm. Alto: 27 cm. Fondo: 16 cm.

Historia de la Porcelana Viejo París


El nombre Vieux Paris se otorga a la producción de piezas de porcelana fina que tuvo lugar en la capital francesa entre mediados del siglo XVIII y el año 1870. En 1740, el rey Luis XV adjudicó el monopolio en la fabricación de porcelanas a la factoría de Sèvres. Esto hizo que los ceramistas y decoradores de la capital se rebelasen contra las restricciones: tras lograr que se les permitiera producir piezas monocromas y sin decoración ni relieves, consiguieron crear porcelanas decoradas mediante distintos subterfugios. La producción fue floreciente, y la enorme calidad y versatilidad de las piezas hizo que fueran buscadas y adquiridas por la nobleza francesa, siempre en busca de nuevas tendencias. Las piezas mostraban todo tipo de estilos y destacaban por su magnífica decoración de aves, figuras galantes, amorcillos, flores y volutas. Muchos de los artistas del colectivo llegaron a decorar piezas creadas en Sèvres o Limoges, convirtiéndolas en auténticos objetos de deseo por parte de las clases altas francesas.


Precio : 950 €
¡Enviamos a todo el Mundo! ¡Envíos a España GRATIS!