Antiguo Casco de Dragón Francés modelo 1874. Francia, Siglo XIX

 

 

    Casco de Dragón Francés, S. XIX    
     

Antiguo Casco de Dragón Francés modelo 1874. Francia, Siglo XIX


Referencia: CA-D-304



Espectacular y antiguo casco de dragón francés modelo 1874, fabricado en Francia en el siglo XIX y en buenas condiciones. El casco conserva prácticamente todas sus partes originales, excepto el revestimiento interior. El penacho que corona la cresta es de crin de caballo natural, original de época y muy bien conservado. El casco muestra ligeros signos del paso del tiempo en su superficie, si bien son detalles que hablan de su antigüedad y de su historia; desconocida, pero probablemente fascinante. El acabado plateado se ha desgastado en algunas zonas, pero el metal está en buen estado y no muestra abolladuras o grietas.

En general, el casco ha conservado su magnífica presencia y es a día de hoy una pieza de gran poder decorativo. En la parte delantera podemos ver un detalle de metal dorado con la imagen de una botella llameante y dos coronas de laurel, una a cada lado. Por encima descansa la correa de ajuste original de época, magníficamente conservada y fijada a los lados del casco mediante apliques de metal. La parte superior está coronada por una cresta dorada, de gran tamaño y con mascarón frontal y decoración de inspiración vegetal a los lados. Sobre el mascarón podemos ver un motivo en relieve formado por dos serpientes entrelazadas. En la parte posterior del casco encontramos una inscripción grabada: A. GODILLOT.

Este impresionante y antiguo casco de dragón francés modelo 1874 evoca fieras batallas y un pasado de grandeza, siendo una pieza digna de la mejor colección.

Historia de los Dragones Franceses


El origen del cuerpo de los dragones franceses es bastante difuso. Su antecedente parece ser la figura del dimaco macedonio, soldados de caballería que también podían combatir a pie. Las primeras noticias del cuerpo galo datan de 1554, cuando el mariscal de Brissac, Charles de Cossé, crea una fuerza formada por arcabuceros que viajaban a caballo, pero combatían a pie. En cuanto al nombre de “dragones”, se piensa que puede proceder de la imagen de un dragón que (supuestamente) adornaba los estandartes del mariscal. Otras fuentes apuntan a un arma de la época, un mosquete corto conocido como dragón. En 1622, la existencia del cuerpo de dragones está ya documentada; de hecho, en 1616 el tratadista Johann Jacob von Wallhausen los definió como un cuerpo de “infantería montada a caballo”, con soldados armados con mosquete y pica.

Francia creó muchos regimientos de dragones; en 1685, Luis XIV los repartió por el reino con el objeto de luchar con los protestantes, para lograr su conversión al catolicismo. Durante la época napoleónica, los dragones tuvieron una presencia importante y participaron en distintas campañas, entre ellas la invasión de España. En la actualidad, el ejército francés conserva tres regimientos de dragones: el segundo, el quinto y el decimotercero.


Precio : 1200 €
¡Enviamos a todo el Mundo! ¡Envíos a España GRATIS!


Entidad adherida a Confianza Online