Cáliz Antiguo de Plata Dorada. Francia, Siglo XIX

 

 

    Cáliz Francés de Plata, S. XIX    
     

Cáliz Antiguo de Plata Dorada. Francia, Siglo XIX


Referencia: AR-D-225



Magnífico cáliz antiguo de plata dorada con su patena, fabricado en Francia en el siglo XIX por el orfebre Armand Caillat. Ambas piezas llevan los contrastes correspondientes a la plata francesa antigua y al orfebre. La base del cáliz muestra una bella forma lobulada, similar a la de una flor, muy característica del arte medieval en el que se inspira el diseño general de la pieza. Está dividida en seis secciones o pétalos decorados con finas volutas y motivos simétricos realizados a mano; en el borde distinguimos el sello de la plata francesa y del platero

La base se une al tallo a través de una serie de hojas lanceoladas grabadas en el metal; sobre ella podemos ver el nudo central. En la parte superior destaca la estilizada y sencilla copa. La sobrecopa está formada por una serie de hojas, similares a las que unen la base y el tallo del cáliz. Cerca del borde distinguimos de nuevo los contrastes que pudimos ver en la copa, claramente grabados. La patena que acompaña al cáliz es una sencilla pieza de plata maciza dorada, cuya única decoración consiste en una esquemática cruz formada por dos líneas rectas perpendiculares grabadas a mano en el centro. En el borde encontramos de nuevo los contrastes antes mencionados.

Este fantástico cáliz antiguo de plata dorada realizado por Armand Caillat es una pieza de coleccionista, digna de pertenecer a un museo de arte sacro o al tesoro de una catedral.

Medidas: Cáliz: Ancho de la Base: 14 cm. Ancho de la Copa: 9,5 cm. Altura: 23,3cm. Peso: 445 g. Patena: Diámetro: 13 cm. Peso: 66 g. Peso Total: 511 g.

Historia de Armand Caillat


Armand Caillat fue un famoso orfebre francés que desarrolló su actividad durante la segunda mitad del siglo XIX. Su nombre original era Thomas-Joseph Armand, pero tras contraer matrimonio con la hija del orfebre de Lyon Françoise Caillat, tomó su nombre y se hizo cargo del negocio en 1853. Su impulso hizo que la empresa creciera de forma exponencial, llegando a emplear a 40 trabajadores en el año 1885. Durante sus primeros años en el oficio, Armand Caillat realizó piezas de clara inspiración neogótica; en 1858 se adhiere a la corriente simbolista, y desde 1888 hasta su muerte se dedicó a investigar el uso de otros materiales, como el marfil. En su época, fue el único orfebre de Lyon que consiguió alcanzar el éxito en París; obtuvo un gran número de premios nacionales e internacionales y trabajó para los papas Pío IX y León XIII. En la actualidad, muchas de sus obras pertenecen a los tesoros de importantes iglesias y museos, entre ellos los Museos Vaticanos.


Precio : VENDIDO
¡Enviamos a todo el Mundo! ¡Envíos a España GRATIS!

207

Entidad adherida a Confianza Online