Máquina de Escribir Stoewer. Antigua. Alemania, Circa 1910

 

 

    Máquina de Escribir Stoewer, Circa 1910    
     

Antigua Máquina de Escribir Stoewer. Alemania, Circa 1910


Referencia: ME-C-988



Sobria y antigua máquina de escribir Stoewer fabricada en Alemania circa 1910, bien conservada y en estado de funcionamiento. La máquina muestra un diseño sobrio, poderoso y rotundo que la convierte en una pieza de gran potencial decorativo. El mecanismo funciona perfectamente y permite mecanografiar documentos con la encantadora letra de las máquinas de principios de siglo. El teclado está formado por piezas de color blanco reforzadas con los clásicos anillos cromados; algunas de las letras están ligeramente oscurecidas por el paso del tiempo y otras están movidas, pero aun así todas ellas funcionan bien.

El cuerpo de la máquina de escribir lleva aberturas laterales y traseras, que aligeran el peso de la pieza y permiten ver el mecanismo interno. Es de metal y está cubierto por el acabado esmaltado negro original de época. Sobre el teclado podemos ver el nombre de la marca, STOEWER RECORD, flanqueado por varias medallas y premios obtenidos por la empresa. Sobre el carro y también en letras doradas encontramos de nuevo el nombre STOEWER, muy bien conservado. Si miramos bajo la máquina, en su base descubriremos una placa de metal con el número de serie 67982.

Clásica y elegante, esta antigua máquina de escribir Stoewer todavía cumple su función, además de ser una pieza de gran poder decorativo.

Historia de las Máquinas Stoewer

En 1858, Bernhard Stoewer fundó una fábrica de máquinas de coser bajo el nombre de Nähmaschinenfabrik Bernhard Stoewer A.G. La fábrica estaba ubicada en la localidad alemana de Stettin. Los primeros años fueron complicados para el negocio, ya que por aquel entonces la máquina de coser era un artículo prácticamente desconocido. Con el tiempo, el negocio fue creciendo y en 1883 la producción de máquinas alcanzó las 18.000 unidades. Entonces, la compañía decidió ampliar el negocio a la fabricación de máquinas de escribir: para ello contrataron al ingeniero y diseñador Paul Grützman, y en 1903 la empresa lanzó su primer modelo. La compañía se dedicó a fabricar máquinas de escribir de mesa y portátiles, llegando a comercializar alrededor de 135.400 unidades en total. La I Guerra Mundial supuso un alto en la producción; además, el fuerte crecimiento de la competencia y la Gran Depresión de los años 30 afectaron profundamente al negocio. El negocio cerró en 1933, y posteriormente la firma Rheinmetall asumió la producción de sus máquinas de escribir portátiles.


Precio : 350 €
¡Enviamos a todo el Mundo! ¡Envíos a España GRATIS!


Entidad adherida a Confianza Online