Antiguo Reloj de Bolsillo Omega, en Plata Maciza. Suiza, Circa 1920

 

 

    Reloj de Bolsillo de Plata Omega, Circa 1920    
     

Antiguo Reloj de Bolsillo Omega, en Plata Maciza. Suiza, Circa 1920


Referencia: BO-C-932



Antiguo reloj de bolsillo Omega en plata maciza, procedente de Suiza y fabricado circa 1920. El reloj destaca por su buen estado de conservación y su magnífico funcionamiento, con toda la calidad que caracteriza a la prestigiosa e histórica marca relojera. La maquinaria está muy limpia y se ha revisado para garantizar su buen rendimiento, de manera que a día de hoy el reloj funciona de maravilla y mantiene la hora a la perfección. La caja de plata maciza combina el acabado liso del metal con algunas zonas chapadas en oro rosado, como la corona que rodea a la esfera y la que enmarca la tapa trasera.

La esfera blanca, protegida por la tapa de vidrio original, lleva números arábigos negros y manecillas rectas de metal dorado. El nombre OMEGA aparece impreso en letras negras, claramente visibles. La tapa trasera está decorada con fondo en guilloché “grano de avena” y escudo central sin grabar, todo ello realizado a mano. Si la levantamos, en su interior encontraremos varias marcas e inscripciones: el nombre y logotipo de la marca, el gramaje de la plata (0,800), el número de serie 8129352 y algunos contrastes. Uno de ellos corresponde a la plata alemana, por lo que podemos deducir que el reloj se fabricó para la exportación a este país. Los contrastes aparecen también en la tapa guardapolvo. La maquinaria está marcada con el nombre OMEGA y el número de serie 7720866.

Este fantástico y antiguo reloj de bolsillo Omega de plata maciza muestra la gran calidad y el atractivo diseño característicos de una marca icónica, que forma parte de la historia de los relojes modernos.

Medidas: Ancho: 52 mm.

Historia de los Relojes Omega

Omega es uno de los más prestigiosos fabricantes de relojes a nivel mundial. Fue fundada en La Chaux-de-Fonds, Suiza, en 1848. Su promotor inicial fue Louis Brandt. A partir de entonces y hasta nuestros días (actualmente, Omega pertenece al grupo relojero suizo Swatch), la marca ha desarrollado magníficos diseños y maquinarias que han llevado su calidad por todo el mundo. En 1900 Omega se llevó el Grand Prix en la Feria de París, y a lo largo del siglo XX se convirtió en la marca cronometradora oficial de los Juegos Olímpicos. También fue un reloj Omega el que llevó el primer hombre que pisó la luna, en el año 1969: un Omega Speedmaster, portado por Neil Armstrong durante el alunizaje.


Precio : 450 €
¡Enviamos a todo el Mundo! ¡Envíos a España GRATIS!


Entidad adherida a Confianza Online