Gran Microscopio Seibert Antiguo. Alemania 1920

 

 

    Gran Microscopio Seibert, 1920    
     

Gran Microscopio Seibert Antiguo en Excelente Estado y Súper Completo. Alemania 1920


Referencia: AC-C-580



Soberbio microscopio Seibert antiguo de gran tamaño, en excelente estado de conservación y de imponente presencia. Se trata de un aparato fabricado en Alemania en 1920, que ha llegado a nosotros en magnífico estado de conservación. El microscopio se presenta en su estuche original de madera maciza, en cuyo interior podemos encontrar también un juego completo de 6 oculares y 5 objetivos. Cuenta con revólver de cuatro lentes, doble iris o diafragma, espejo doble original de época y pletina con ajuste micrométrico que se articula a través de tres ejes: vertical, horizontal y rotatorio.

El microscopio está fabricado en acero fundido con acabado en esmaltado negro brillante. Las piezas móviles (la pletina, la torre, las lentes y los tornillos de enfoque) son de metal plateado y latón. Los acabados están muy bien conservados: se muestran lisos, brillantes y sin apenas rastros del paso del tiempo. La pletina y los tornillos se mueven con fluidez y suavidad. En la parte trasera del microscopio podemos ver el nombre SEIBERT WETZLAR grabado en el esmalte negro, junto con el número de serie 16728. Tanto el aparato como los oculares y los objetivos se guardan en el estuche original de madera de caoba clara, muy bien conservado y con delicadas uniones artesanales en cola de milano en las esquinas. El estuche conserva la cerradura y la llave originales en funcionamiento.

Su impactante aspecto y su perfecto funcionamiento hacen de este gran microscopio antiguo Seibert una pieza exclusiva, digna del mejor museo de la ciencia y la tecnología.

Medidas: Ancho: 18 cm. Alto: 40 cm.

Historia de los microscopios Seibert


En los años 50 del siglo XIX, los hermanos Wilhelm y Heinrich Seibert se encontraban trabajando en la famosa empresa de microscopios de Carl Kellner. Junto a ellos estaba también Ernst Gundlach, quien en 1859 fundó su propio taller y se llevó consigo a los hermanos Seiberts. La mala gestión financiera de Gundlach llevó al negocio a la quiebra; él se marchó a Inglaterra en 1860, de donde regresó en 1865 para comenzar una nueva empresa en Berlín. Los Seibert volvieron a trabajar con él, pero en 1872 los problemas financieros se repitieron. Junto con Georg Krafft, los hermanos compraron el negocio. Gundlach se había comprometido a no volver a fundar una empresa en Alemania, por lo que emigró a los Estados Unidos. Entre tanto, los Seibert y Krafft se instalaron en Wetlzar; la empresa fue conocida como Seiberts y Krafft hasta 1884, y como W. y H. Seibert hasta 1925. Tras la muerte de Otto Seibert, Leitz Wetlzar adquirió el negocio.


Precio : 650 €
¡Enviamos a todo el Mundo! ¡Envíos a España GRATIS!


Entidad adherida a Confianza Online