Antigua Máquina de Escribir Continental. Alemania, 1915

 

 

    Antigua Máquina de Escribir Continental, Circa 1915    
     

Antigua Máquina de Escribir Continental. Alemania, Circa 1915


Referencia: ME-C-479



Soberbia y antigua máquina de escribir Continental, fabricada en Alemania circa 1915 y en impresionante estado de conservación. La máquina tiene un sólido cuerpo de hierro fundido con acabado esmaltado en negro brillante. El cuerpo presenta las clásicas aberturas laterales y traseras, que aligeran el peso de la pieza y permiten ver el intrincado mecanismo interno que la hace funcionar. Dicho mecanismo está en muy buenas condiciones, de forma que la máquina funciona perfectamente y escribe de maravilla. El teclado es alemán: incluye indicaciones en el idioma y letras con diéresis, así como letras del alfabeto germano. El esmalte negro que recubre el cuerpo de hierro está en muy buen estado, liso, brillante y sin signos de óxido.

La máquina conserva los logotipos, imágenes e inscripciones originales en magníficas condiciones. Destaca especialmente la imagen de la fábrica impresa sobre el teclado: un gran grabado de época en tonos sepia que reproduce la factoría de la empresa alemana Wanderer-Werke. La imagen está rodeada por un marco verde, en el que podemos ver el nombre la marca CONTINENTAL. Sobre el carro hay también una etiqueta antigua en colores blanco y rojo, ligeramente desvaída. En la parte trasera de la máquina aparece el listado de patentes en letras doradas. Tanto las piezas móviles de metal cromado como el teclado, formado por piezas con fondo negro y signos en ocre, están en muy buen estado y funcionan de forma fluida y suave.

Para los amantes de las máquinas de escribir de época, mecanografiar documentos con esta antigua máquina Continental será un auténtico placer.

Historia de las Máquinas Continental


Las máquinas de escribir de la marca Continental fueron creadas y comercializadas por la empresa Wanderer-Werke, fundada en 1896 bajo el nombre de Winklhofer & Jaenicke por J. B. Winklhofer y R. A. Jaenicke. El negocio se dedicaba a fabricar bicicletas y herramientas mecánicas; a principios del siglo XX empezaron a fabricar también máquinas de escribir, automóviles y vehículos militares. En 1911 la firma adoptó el nombre de Wanderer (“vagabundo”), la traducción alemana de la palabra Rover (nombre de la primera bicicleta diseñada por John Kemp Starley, actualmente considerado inventor del vehículo). El logotipo de la W alada se registró en 1929. La primera máquina de escribir Continental salió al mercado en 1903; la serie lanzó distintos modelos a lo largo de varias décadas. Su máquina más conocida fue tal vez la Klein-Continental, un práctico modelo portátil que se fabricó entre 1929 y 1948.


Precio : VENDIDO
¡Enviamos a todo el Mundo! ¡Envíos a España GRATIS!

207

Entidad adherida a Confianza Online