Antigua Cámara Lúcida P. Berbille, Paris. Siglo XIX

 

 

    Antigua Cámara Lúcida P. Berville, Siglo XIX    
     

Antigua Cámara Lúcida de latón. P. Berbille, Paris. Siglo XIX


Referencia: CR-C-388



Maravillosa cámara lúcida fabricada en latón, procedente de París y con más de un siglo de antigüedad. La pieza está fechada en el siglo XIX y lleva la firma del fabricante grabada a mano en la pinza que sujeta la herramienta al tablero de dibujo: Transformée par P. Berville – 25 Chausée d’Antin – Paris. La cámara conserva todas sus piezas, lentes y partes originales, que se presentan bien organizadas en el estuche original de la época. A día de hoy, esta cámara lúcida aún se puede montar sin problemas y colocarse en un tablero o mesa de dibujo, lista para ayudar al artista a dibujar objetos del natural mediante el ingenioso sistema diseñado hace más de un siglo por W.H. Wollaston.

El artículo combina piezas de latón en tono dorado con una pinza con acabado cobrizo, elementos de hierro esmaltado en negro y delicadas lentes de vidrio. Los tornillos y las articulaciones están en magníficas condiciones y funcionan a la perfección. El estuche donde se guarda la cámara lúcida es de madera revestida de piel de color negro por el exterior. Si bien presenta un ligero desgaste, la piel está en muy buen estado. Por el interior, el estuche lleva forro de terciopelo púrpura en la caja y de satén del mismo color en la tapa. Sobre el satén podemos ver grabado el sello de la tienda donde se compró la cámara lúcida, la óptica parisina Morzières.

Bien conservada, original de época y en funcionamiento, esta antigua cámara lúcida es una herramienta ingeniosa cuyo atractivo deriva de su historia y su funcionalidad.

Historia de la cámara lúcida

La cámara lúcida es un invento del siglo XIX, diseñado para reproducir objetos del natural manteniendo las proporciones exactas sobre el papel. Los fundamentos de su funcionamiento ya habían sido descritos por Johannes Kepler en su obra Dióptrica (1611), pero no existe prueba alguna de que en la época se construyera ninguna cámara lúcida. La primera de la que se tiene noticia fue diseñada por William H. Wollaston en 1807; también fue Wollaston quien le puso nombre (camera lucida, término en latín que significa “habitación iluminada”, en contraposición al de “cámara oscura”). Durante el siglo XIX y parte del XX, las cámaras lúcidas fueron enormemente populares.

A modo de anécdota, señalar que en 1833 el pionero de la fotografía William Fox Talbot intentó reproducir imágenes del natural con una cámara lúcida. Al no ser capaz de obtener buenos resultados, decidió buscar por su cuenta un método para que “las imágenes naturales se imprimieran de forma duradera”, sentando las bases de la fotografía actual. Hoy día todavía se comercializan y utilizan cámaras lúcidas para dibujar, aunque su uso no está muy extendido.


Precio : VENDIDO
¡Enviamos a todo el Mundo! ¡Envíos a España GRATIS!

207

Entidad adherida a Confianza Online