Antigua Calculadora Brunsviga 13K, Años 50

 

 

    Calculadora Brunsviga 13K Antigua, Años 50    
     

Auténtica Calculadora Antigua Brunsviga 13K en Excelente Estado. Alemania, Años 50


Referencia: MC-C-288



Esta magnífica calculadora antigua mecánica es una Brunsviga 13K, todo un clásico de las máquinas de calcular de la primera mitad del siglo XX. La calculadora procede de Alemania, donde fue fabricada por la célebre marca de aritmómetros en los años 50. Se trata de una pieza icónica, un modelo que fue enormemente popular por su gran calidad y sus resultados cien por cien fiables. Además de mostrar un perfecto estado de funcionamiento, la calculadora que podemos ver en las fotografías se encuentra en excelentes condiciones organolépticas: es una pieza muy atractiva, con un gran poder decorativo y estético.

La carcasa de metal que protege el complejo mecanismo mecánico lleva un esmaltado de color gris arena y acabado martelé, original de época y en un estado excepcional. Las piezas móviles son de metal cromado, también magníficamente conservadas y sin rastros de óxido o deterioro. Las pequeñas palancas para la selección de los números, así como otros mandos para manipular la calculadora, son de baquelita color granate y están igualmente en muy buen estado. En la parte frontal de la máquina, a la izquierda de las palancas podemos ver una chapa de metal triangular remachada con el logotipo y el nombre de la marca BRUNSVIGA claramente impresos. En la trasera de la calculadora hay otra placa, en este caso granate, con el nombre del fabricante en letras blancas, mientras que en la parte inferior derecha del frontal podemos ver de nuevo el mismo nombre, grabado directamente sobre la carcasa de metal. Además, en la base de la máquina hay una pequeña placa con el nombre del modelo (Brunsviga 13K) acompañada de otra pieza con el número de serie 13-31355 grabado.

Estéticamente hermosa y funcionalmente operativa, esta fantástica calculadora antigua Brunsviga 13K llamará la atención de los aficionados a las máquinas de funcionamiento mecánico de principios de siglo.

Historia de las calculadoras Brunsviga

La historia de las calculadoras Brunsviga comienza en 1892, cuando la firma Grimme, Natalis & Co, fabricante de máquinas de coser, empieza a producirlas tras la adquisición de la patente de los aritmómetros Odhner por parte del ingeniero Franz Trinks. Del 1892 hasta el 1957 se fabricaron diferentes modelos de calculadoras Brunsviga, entre los cuales destacan el modelo B (1893-1927), el modelo M (una versión reducida del anterior), la Trinks Arithmotype (1910), primera y única calculadora con el sistema Odhner que imprimía el resultado, y la Trinks-Triplex (1911).

La palabra Brunsviga es el nombre latino de la ciudad alemana de Braunschweig, donde se encontraba la fábrica. Durante los años de existencia de la compañía se llegaron a fabricar alrededor de 500.000 ejemplares. En 1959 la fábrica de la Brunsviga fue absorbida por la Olimpia Werke, una empresa de máquinas de escribir; a finales de los años 60 la producción llegó a su fin.

El funcionamiento de las calculadoras Trinks-Brunsviga se basa en el mecanismo de molinete. Este mecanismo fue desarrollado por W.T. Odhner a finales del siglo XIX, a partir del aritmómetro que Leibniz inventó en el siglo XVI.


Precio : 275 €
¡Enviamos a todo el Mundo! ¡Envíos a España GRATIS!


Entidad adherida a Confianza Online