Curta Demo Kit. 1955

 

 

    Rarísimo Curta Demo Kit, 1955    
     

Rarísimo Curta Demo Kit en Excelente Estado. Completo y Exclusivo. Alemania, 1955


Referencia: MC-C-274



Rarísimo y exclusivo Curta Demo Kit: un conjunto de elementos en su estuche original de época, fabricado por la firma de calculadoras mecánicas Curta para hacer demostraciones comerciales del funcionamiento de sus máquinas. Procedente de Alemania y fechado en 1955, este artículo es una auténtica pieza de museo buscada por pasión por los coleccionistas. Se estima que la firma Curta fabricaba un solo kit por cada país donde se comercializaban sus calculadoras. El que vemos en las imágenes está completo y en excepcional estado de conservación. Al parecer, perteneció a un comercial de la empresa que vendía calculadoras Curta en Madrid, en los años 50 y 60 del siglo XX.

El kit está formado por una calculadora sin carcasa y los distintos elementos que conforman el mecanismo, por separado. Las piezas son increíblemente delicadas y precisas, y se encuentran en un estado realmente impresionante. Cada una de las piezas se guarda en su compartimento correspondiente del estuche del kit, una bonita caja revestida en piel de color verde claro, forrada de terciopelo del mismo color en el interior. El estuche está en magnífico estado, con los cierres originales en buen estado y la inscripción CORTINA AG – MAUREN / Liechtenstein (Zollunion Schweiz) claramente grabada en letras plateadas sobre la tapa.

Este excepcional Curta Demo Kit es casi una pieza única por su rareza, su calidad y su impresionante estado de conservación. Un artículo exclusivo que cualquier coleccionista de antigüedades mecánicas querrá poseer.

Historia de las Calculadoras Curta

Las calculadoras Curta son máquinas de funcionamiento mecánico de diseño sencillo, cien por cien fiable. Hasta la llegada de las calculadoras electrónicas en los años 70 del siglo XX, las Curta fueron las calculadoras más populares de todos los tiempos. Su diseño se debe al talento de Curtz Herztark, un inventor austriaco de ascendencia judía que se inspiró en el diseño del Aritmómetro de Leibniz y de la evolución del mismo por parte de Charles Thomas. Su diseño, compacto y cilíndrico, hace que estas calculadoras sean ligeras y muy sencillas de transportar: caben en la palma de la mano.

La primera calculadora Curta vio la luz en Viena en 1903, pero el diseño no fue patentado hasta 1938. Este año, los nazis obligaron a la empresa a concentrar sus esfuerzos en fabricar material de guerra para su ejército. En 1943 Herztark fue llevado al campo de concentración de Buchenwald, donde se le conminó a continuar con el diseño de la calculadora con la idea de entregárselo a Hitler para celebrar la futura victoria de los Nazis en la II Guerra Mundial. Sin embargo, en 1945 las fuerzas norteamericanas liberaron a los prisioneros del campo; tras la guerra, Herztark fundó su propia fábrica de calculadoras Curta en Sommertal, Alemania. Poco después el inventor se trasladó a Austria, temiendo que el gobierno soviético le enviase a Rusia. La firma Curta se mantuvo operativa durante décadas; Curtz Herztark siempre se benefició de las ventas de sus calculadoras hasta los años 70, cuando los modelos electrónicos desplazaron a las máquinas mecánicas.


Precio : VENDIDO

¡Enviamos a todo el Mundo! ¡Envíos a España GRATIS!


Entidad adherida a Confianza Online